LA CONTINUIDAD DEL PROYECTO PUERTO MORELOS, UN PUEBLO CON ENCANTO// IMPERDIBLE, Rafael Martínez Cristo

0
67

Imperdible

Rafael Martínez Cristo

Uno de los errores en los que normalmente incurrimos los ciudadanos a la hora de calificar un gobierno es exigir que sus acciones aterricen en lo particular, en lo personal, sin atisbar en lo hecho por el bien común, por el bienestar general, lo que significa su misión primordial.

Somos muy dados a fijamos en lo malo y no en lo bueno, en reclamar beneficios propios y no los de la comunidad. Normalmente estamos como aquel que llega al bosque para buscar la suciedad del perro y entonces quejarse, refunfuñar, en lugar de admirar lo que le ofrece la naturaleza.

Algo similar ocurre hoy en Puerto Morelos, un lugar hasta hace pocos años casi olvidado, en el abandono, considerado -como lo hemos dicho el reiteradas ocasiones- el patio trasero de Cancún, en donde su población padecía todo tipo de rezagos, de carencias.

Así fue como se convirtió en municipio, separándose de Benito Juárez, de Cancún. Y así fue que tomaron las riendas las primeras autoridades locales electas, encabezadas por Laura Fernández, mujer de compromisos y de trabajo, con vasta trayectoria en el servicio público y con probada capacidad de gestión.

Los pronósticos sobre la viabilidad y eficacia eran reservados, pero así echó a andar la pequeña maquinaria que mantiene, con un presupuesto ciertamente castigado, y que ha sabido estirar como liga para poder hacer mucho con muy poco.

Hoy el rostro de Puerto Morelos sin duda es otro. Hoy es un Pueblo con Encanto (nominación agradable al visitante). Hoy es un destino turístico con promoción mundial independiente. Hoy brinda miles de empleos a gente de la localidad y mantiene activos a los comerciantes y artesanos. Hoy cuenta con mucho más infraestructura y servicios como policía, bomberos, instalaciones médicas, más escuelas. Y hoy cuenta con más calles pavimentadas, con banquetas y guarniciones, que antes no.

Al inicio del gobierno (reelecto)  de este que es el municipio más joven del estado, lo primero que se planteó fue cumplir promesas de campaña para brindar los satisfactores básicos a la sociedad local, buscando el bienestar común, además de impulsar el turismo, como medio para generar empleo y mayor economía.

La meta pues, fue ir de lo general a lo particular, en un reto nada sencillo en un municipio con tantas carencias y con un presupuesto tan corto.

Y aun cuando faltan pendientes, sobre todo para aterrizar proyectos en lo particular, el esfuerzo y los logros están ahí, a la vista, son tangibles. Puerto Morelos es ya un municipio donde se puede vivir con muchas ventajas que otras zonas no existen, y sobre todo, es un lugar en donde se ha respetado su identidad, su clima de tranquilidad y seguridad, porque así lo pidió su gente… y se respetó.

Puerto Morelos tiene rumbo y es preciso que éste continúe con el mismo trabajo, con el mismo proyecto, en un municipio que se alza como el mejor organizado, como el que mejor atendió esta pandemia de coronavirus y que hoy reporta una diferencia abismal en el número de contagios, si se compara con el resto del estado.

Este municipio está dejando de ser un simple pueblo entre Cancún y Playa del Carmen, para convertirse en una realidad, en una atractivo más para el turista, con identidad muy propia y un crecimiento ordenado, bien pensado.