LPQR

Empresarios turísticos se dijeron “hartos de las presiones ilegales, acoso y corrupción constante de los inspectores y delegados de la secretaría de Infraestructura y Transporte (SINTRA) del Gobierno del Estado».

Roberto Rubio Sánchez, presidente de la Asociación Mexicana de Transportadoras Turísticas (Amstratur), acompañado por José Luis Bizzaro Galván, líder del movimiento Tur,  explicó que se espera que el gobernador Carlos Joaquín cumpla su palabra ofrecida en campaña.

“Es hora que abra la puerta, haga respetar la ley federal, toda vez que somos blanco de ataques, operativos y detenciones ilegales de parte de empleados de la Sintra, pues a pesar de no ser autoridad competente y que no pueden exigir la orden de servicio han detenido hasta el momento a tres camionetas en Cozumel y 15 en Cancún, aplicando multas de 48 mil pesos”, apuntó.

Agregaron que en tres ocasiones han buscado, sin respuesta favorable, una audiencia con el gobernador Carlos Joaquín, para tratar esta problemática que afecta a todas las agencias de viajes y la imagen de los destinos turísticos de Quintana Roo.

Más tarde, encabezaron una manifestación de casi un centenar de vans de transporte federal por la Zona Hotelera de Cancún hasta la sede del Gobierno del Estado, donde entregaron un pliego petitorio en el que exigen el cese de la “cacería” en su contra por la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra).

Los vehículos prácticamente se “tomaron” el carril de baja, desde el kilómetro 23 hasta el centro de la ciudad, tras iniciar su manifestación, pocos minutos después de las 10 de al mañana, escoltados en todo momento por una patrulla de la Policía Municipal.

Al arribar a las instalaciones del Gobierno del Estado, Roberto Rubio Sánchez, hicieron entrega de un pliego petitorio, en el que piden una audiencia con el gobernador, además que se abstenga Sintra de detener a unidades federales, sino que soliciten el apoyo de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte o la Policía Federal, que son las que tienen injerencia en este rubro.

“Nos aplican multas ilegales, pues dicen que no contamos con permiso estatal, cuando tenemos permisos federales”, declaró Rubio Sánchez. “En Cozumel, la situación es crítica, porque subieron a una unidad en la grúa con todo y turistas”.

Afirmaron que en total son 500 empresas las inconformes, pero que no participaron todas en la manifestación, porque “sería caótico”, aunque todas están a la espera para una próxima movilización, si es necesaria, indicó.

El transportista aseguró que la caravana estaba compuesta de 88 vans, de 45 empresas distintas, todas reguladas y con verificaciones diarias de la autoridad federal.

Rubio Sánchez dijo que le han cancelado 3 mil turistas por la mala imagen de estos operativos, en tanto que Bizarro perdió viajes para 600 turistas. “Son millones de pesos en pérdidas”, se quejó.

A continuación, se movilizaron hasta las instalaciones de Sintra, junto a la avenida Francisco I. Madero, donde les entregaron una solicitud para que fundamenten su actuar, en especial en las multas, que son más bien actas, al no existir un tabulador en la ley, permitiéndoles sancionar de forma discrecional.