SE ARROJA TURISTA EXTRANJERO DE UN HOTEL// Al parecer padecía de sus facultades mentales

0
296

Un turista de 22 años de edad, de origen estadounidense, perdió la vida en un centro de hospedaje de la zona hotelera de Cancún, presuntamente al arrojarse de una altura aún no especificada.

El padre del ahora occiso aseguró que su hijo padecía de esquizofrenia, por lo que se presume que pudo haberse suicidado en un hotel ubicado en el kilómetro 17.5 de la zona de playas de Cancún.

Agentes ministeriales y peritos criminalistas, se trasladaron al centro de hospedaje y al llegar, la zona estaba acordonada por elementos de la División de Gendarmería de la Policía Federal.

Los agentes de la Fiscalía encontraron el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, quien presentaba fracturas en distintas partes del cuerpo, así como golpes por caída.

Los ministeriales se entrevistaron con Carney Herriot M. G., de 56 años de edad, originario de Londres, Inglaterra, quien dijo que el ahora occiso era su hijo a quien identificó como Carney de Cortés Kiaran A. M. P., de 22 años de edad, originario de Miami, Estados Unidos.

El entrevistado dijo a los agentes ministeriales que desde el pasado 11 de julio, él y su hijo se hospedaron en el hotel y que por la tarde, este último salió de la habitación y alrededor de las 20:30 horas, recibió una llamada en la que le informaron que su hijo había sufrido un accidente.

Agregó que desde hace tres años, su hijo estaba bajo tratamiento médico porque padecía de esquizofrenia, por lo que las autoridades ministeriales ya investigan si el joven extranjero se arrojó al vacío en un acto suicida.