Un total de 90 juegos de uniformes de los Diablos Rojos de México fueron robados del autobús del equipo profesional.

Aunque hasta el momento no hay un comunicado oficial de la Liga Mexicana de Beisbol o por parte del equipo profesional, el partido de esta noche sí se realizará ya que la vestimenta que los escarlatas usan como locales fue enviada por avión a Cancún

El robo no se especificó tampoco si fue en el estacionamiento del estadio «Beto Ávila» o en el hotel donde se hospedan, el Fiesta Inn.

En total los ladrones se llevaron 90 juegos de uniformes, con valor unitario de mil 500 pesos.

Hasta el momento tampoco hay alguna denuncia de por medio.