REVIVEN EL JALONEO POR TAJAMAR// Otra vez empresarios contra ambientalistas

0
522

LPQR

 

Hoy en manos del Poder Judicial Federal, el Malecón Tajamar revive la polémica entre empresarios inversionistas del lugar y los ambientalistas que mantienen cerrada esta zona céntrica de Cancún que poco a poco se recupera después de ser siniestrada.

En un nuevo intento por destrabar proyectos detenidos en Malecón Tajamar, la Comisión Inmobiliaria del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE) ratificó su total respaldo a los empresarios.

Miguel Ángel Lemus Mateos, presidente de la comisión del CCE, explicó que son 30 empresarios con intereses en la zona y que el 80% ya se reunieron con la agrupación para definir qué procede en este caso que ya cumplió dos años discutiéndose en tribunales.

El empresario dijo que a pesar de que los ambientalistas aseguran que ya ganaron el proceso legal para impedir el desarrollo en la zona, es la Suprema Corte de Justicia quien tiene la última palabra y hasta que no den un resolutivo final es que el proyecto definirá su camino.

Insistió que los empresarios mantienen la esperanza de que el fallo sea a favor del desarrollo.

De igual forma, advirtió que una resolución en contra pondría en serios aprietos al gobierno federal, promotor del desarrollo en la zona a través del Fondo Nacional de  Fomento al Turismo (Fonatur), pues no cuenta con el dinero para devolver a los empresarios afectados.

Lemus Mateos añadió que a través de la agrupación empresarial solicitarán que se reabra la zona, actualmente “secuestrada por los ambientalistas radicales”.

La devastación en la zona de Malecón Tajamar cumplió la semana pasada dos años y desde ese momento, los ambientalistas establecieron, primero un cerco físico para impedir el acceso de la maquinaria, y luego uno legal para evitar el desarrollo de los proyectos inmobiliarios.

El caso aún está un proceso de revisión en la Suprema Corte por un amparo que realizaron desde 2017 y no hay una sentencia final.

Lemus Mateos advirtió que frenar el proyecto amenaza fuentes de empleo e inversiones así como derrama económica para el destino.

Anticipó que los dueños de Tajamar tendrán otra reunión con el CCE para seguir trabajando con los abogados para esperar la resolución de la Suprema Corte de Justicia.

En contraparte, la presidenta de la asociación “Guardianes del Manglar”, Ketherine Ender sostuvo que el litigio sobre Malecón Tajamar todavía no ha concluido y rechazó que este espacio esté “secuestrado” –como afirman los empresarios- pues cualquier ciudadano puede ingresar a pie.

Expresó su rechazo a las advertencias de grupos ambientalistas, en torno a que reabrirán los accesos de Tajamar a vehículos, pues aseguró que eso va en contra de la minuta firmada por todas las agrupaciones, deja vulnerable la zona al ingreso de maquinaria y pone en riesgo a la fauna local.

La defensora de este espacio, que logro la clausura de Ynfinity y que lleva varias denuncias penales contra los involucrados en la devastación de mangle, exhortó a la ciudadanía a no dejarse confundir por ambientalistas que ya pactaron con empresarios y que buscan cederles Tajamar.

Aunque ella y su grupo se mantuvieron alertas, al parecer nadie respondió a esta convocatoria, por lo que empresarios abrieron unos accesos, para dejar pasar unos vehículos. No obstante, los que los ambientalistas volvieron inmediatamente a cerrarlos.

“Así se van a tener la guerra, ya lo documentamos”, indicó la ambientalista.

En total, tres vehículos recorrieron el interior de Tajamar, uno de los cuales arrolló a un tlacuache.

 

“SÍ ESTÁ ABIERTO”

Ender Córdova aclaró que el lugar no está abandonado y está abierto a todos.

“El libre tránsito es para las personas, a nadie se le priva entrar”, declaró. “Nadie ha secuestrado Tajamar, aunque ellos (los desarrolladores) pretendían hacerlo, porque está pensado para los pudientes, para que comprara gente rica”.

“Las vialidades no eran para la gente, eso es mentira”, añadió. “Eso lo demostraron cuando pusieron las vallas y los policías y nos sacaron del lugar”.

Aseguró que como espacio ciudadano, es obligación de todos cuidarlo, con acciones como el retiro de basura, pero no la poda de las áreas verdes, porque hacerlo sería una violación a la suspensión dictada por un juez, lo que se pagaría con la cárcel.

“Pedimos paciencia; ya hay peticiones a la Semarnat para que se rehabilite el lugar”, declaró.

Ender Córdova indicó que todavía falta la resolución de fondo para la tala ocurrida en enero de 2016; tal como ya se hizo con los hechos del 28 de julio de 2015 que, de acuerdo a la Procuraduría General de la República, saldría a finales de febrero.

Una vez concluida esa etapa, procedería la creación de un parque o jardín botánico, con base en las miles de firmas ciudadanas que así lo pide, sin acceso a vehículos.

Recordó que existe una minuta de una reunión realizada por Araceli Domíngez, Sara Rincón Gallardo, ella, otros activistas y biólogos, en donde se acordó que el lugar se cerraría.

“Rincón Gallardo se escabulló, pero su gente firmó. Todos lo hicimos. Yo he respetado ese acuerdo; otros se fueron, porque pactaron con los empresarios”.

Denunció que las páginas web de la asociación fueron secuestradas por activistas que se separaron del movimiento y ahora ella ha sido víctima de ataques en redes sociales.

“Queremos que la gente sepa la verdad. Tajamar no es cosa juzgada. Ellos mismos lo decían en septiembre de 2015, aunque hasta julio de 2017 nos resuelven los primeros recursos”, añadió.

Sobre Roberto García Villalobos, recordó que, en enero de 2016, él trajo a Tajamar al entonces dirigente del Partido Verde (hoy presidente municipal) Remberto Estada Barba, para hacerlo figurar en el movimiento, pero fueron recibidos con protestas y gritos por los ambientalistas presentes.