Felipe Carrillo Puerto.- Una presunta negligencia médica en el Hospital General de Felipe Carrillo Puerto ocasionó la muerte de una recién nacida.

Rafael Tuz Can, el padre, relató que a su esposa le negaron el servicio de parto por falta de personal médico, por lo que debió trasladarla hasta Chetumal, falleciendo el producto en el trayecto.

Entrevistado en su hogar de Carrillo Puerto, en medio del dolor por su tragedia familiar, Rafael Tuz recordó que a su esposa no la quisieron atender en el hospital de la zona maya, a pesar de los dolores intensos que suría. Como pudo, frenado por la falta de recursos económicos, vio la forma de trasladarla hacia la capital del estado.

Mencionó que la fuente ya se había roto y ni así la quisieron recibir en Felipe Carrillo Puerto.

Agregó que por la intensidad de los dolores su esposa no llegó a Chetumal, sino que en un centro de salud de Bacalar la tuvieron que atender de emergencia.

Ahí, en Bacalar, el bebé nació sin signos vitales al presuntamente enredarse con su cordón umbilical.