Kermith Zapata

Cozumel.-En un acto de revanchismo por el enfrentamiento que sostiene con la presidenta de los restauranteros, Josefa López Castillo, la alcaldesa Perla Tun Pech, mandó colocar candados en las puertas de la oficina  de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), ubicadas en el Mercado de Artesanías “Plaza del Sol”, que administra el gobierno municipal, por lo que fue  demandada ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por despojo y abuso de autoridad.

la empresaria manifestó que las autoridades ministeriales decidieron que podría abrir las puertas durante la noche del martes; sin embargo, ningún cerrajero aceptó realizar el trabajo, ya que les habían llamado de la presidencia municipal para advertirles que si lo hacían, tendrían problemas legales, por lo que fue hasta la mañana del miércoles que un especialista se encargo de abrir los candados para que la cámara pudiera trabajar con normalidad.

López Castillo comentó que ya no se puede continuar recibiendo amenazas del gobierno municipal, ya que por el hecho de tener el poder no se debe actuar de forma arbitraria contra la ciudadanía y violar  sus derechos, por lo que la carpeta de investigación continuará su curso contra la presidenta municipal, Perla Tun Pech, por despojo y abuso de autoridad.