Kermith Zapata

 Cozumel.-La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), realiza un operativo en tortillerías, panaderías, casas de empeño, tendejones  y gasolinerías para evitar que los dueños incurran en abusos contra los cozumeleños y turistas que visitan la isla de Cozumel, con aumentos de precios, informó el titular de la oficina en este destino turístico, Francisco Herrera, quien explicó que quienes sean sorprendidos podrán hacerse acreedores a tres tipos de sanciones, como la inmovilización de basculas, colocación de sellos de suspensión de actividades, multas económicas o clausura.

Precisó que el precio de la tortilla oscila entre 16 y 18 pesos en Cozumel en las tortillerías locales, pero en los supermercados se ubican hasta en 13 pesos, precio que se deberá respetar, ya que para que haya un incremento es necesario presentar un análisis de costos en los insumos para que aplicar el ajuste, pero hasta el momento ningún establecimiento está cobrando de más por el producto básico.

Francisco Herrera comentó que durante el operativo Guadalupe-Reyes, únicamente un negocio se negaba a cambiar un equipo de impresión a un cliente sin respetar la garantía, pero el problema se solucionó y se brindaron asesorías a los turistas porque prestadores de servicios náuticos y empras prestadoras rentadoras de automóviles y motocicletas se negaban a cumplir con los contratos, pero lograron solucionar estos problemas sin necesidad de aplicar sanciones.