AGENCIA SIM
Chetumal.- Rodolfo Del Ángel Campos, secretario de Seguridad Pública estatal, descartó que al interior de los centros carcelarios de Quintana Roo exista trato especial a conocidos políticos, como es el caso del ex presidente municipal de Solidaridad, Mauricio Góngora Escalante, o de Gabriel Mendicuti Loria, a decir del secretario, todas las personas privadas de su libertad son tratados de la misma manera.
No obstante, explicó, existen dos procedimientos previos a la mezcla de los nuevos internos con el resto de los presidiarios para los cuales, las cárceles del estado no cuentan con una instalación adecuada o determinada.
“Existen áreas de recepción que tienen que pasar todas las personas privadas de la libertad, por la clasificación del tipo de persona y delito, esto también depende de la vinculación a proceso, depende de que haya una sentencia, depende de varios factores, entonces todos tienen que pasar por esas áreas, las cárceles de Quinatan Roo no fueron diseñadas para eso, no existen áreas de recepción”, detalló el funcionario.
Por ello, dijo, deben habilitarse otros espacios para cumplir con esos requerimientos; “entonces muchas veces buscamos los espacios para esto, hay hacinamiento y esto también provoca ocupar espacios diversos que no fueron diseñados para esto pero que están establecidos por la ley, porque siempre, en todas las cárceles de México debe haber un área de recepción, otra de clasificación, nunca debe llegar una persona privada de su libertad al área donde están todos, siempre debe haber un peso previo”, explicó.
Sobre el tema de Gabriel Mendicuti, el secretario dijo que lo que se sabe es que padece un problema del corazón, por lo que las autoridades carcelarias no saben en qué momento pueda reingresarse al centro de reinserción social, por lo que deben esperar a que el profesional de la medicina, es decir, el doctor, determine que está dado de alta para poderlo reingresar.
Del Ángel Campos explicó que toda persona privada de su libertad que tenga un padecimiento y la posibilidad de pagar un sanatorio o médico particular se le dan las facilidades para que así ocurra, por lo que aclaró que no es el único caso el de Mendicuti Loria, pues puso como ejemplo otra persona que se encuentra privado de su libertad en la Cárcel de Cancún y a quien se le permite ser atendido por un médico especialista fuera de las instalaciones carcelarias.