“Uno de los temas que he trabajado como sociedad civil organizada tiene que ver con la salud, actualmente somos una sociedad que cada vez sentimos las complicaciones de enfermedades que han lastimado y lastiman a la familia, como son las crónico degenerativas, como la diabetes, hipertensión arterial, aunado al cáncer que son el resultado de la falta de prevención”, detalló Mildred Ávila Vera, candidata a diputada federal por el III distrito electoral en Quintana Roo.

La abanderada de la coalición “Juntos Haremos Historia” señaló que en su labor como legisladora federal buscará mayores recursos que permitan trabajar por una cultura de la prevención, ya que tanto para la ciudadanía como para los tres niveles de gobierno se traduce en un menor costo de atención respecto a su inercia y demanda.

Uno de los problemas de salud crónico-degenerativos con presencia en el grupo de jóvenes de 15 a 29 años es la insuficiencia renal crónica (IRC), y entre principales causas está la diabetes mellitus, procesos infecciosos en vías urinarias y padecimientos congénitos, por eso es de importancia crear políticas públicas en materia de salud encaminadas a dar resultados a corto plazo y con base en indicadores sociales.

“La prevención debe iniciar desde temprana edad entre la población y esta debe involucrarse de manera activa, sobre todo adoptar una cultura de autocuidado orientada en la ingesta de alimentos  y la actividad física principalmente, acciones que algunas personas realizan, pero habrá que legislara para que haya mayor compromiso de prevención”, indicó la candidata.

El grupo de la tercera edad registra la mayor incidencia sobre enfermedades crónicas degenerativas, y mediante con instrumentos institucionales o en su caso programas vinculados al sector privado podrían prevenirse para que este sector de la población pueda tener una vejez tranquila y feliz.

“Hay temas que están ahí rezagados y no atendidos por falta de recursos, infraestructura, o atención más especializada como es el caso de la salud reproductiva vinculada a embarazos en adolescentes, o que las instituciones no están preparadas para personas de la tercera edad, como geriatras o gerontólogos, y son asuntos a los que debemos adelantarnos”, indicó Ávila Vera.