Cancún.- Unos cinco mil trabajadores afiliados a la CTM desfilaron por las calles de Cancún, desde la avenida López Portillo hasta llegar al Ayuntamiento por el Día del Trabajo, con la exigencia que no se les cobre impuesto por sus propinas a los trabajadores gastrohoteleros como su principal consigna.
Pedro Nicolás Castillo, secretario de finanzas del comité ejecutivo de la CTM sección 123, dijo que “las propinas son un regalo y gratificación que los huéspedes nos dan por el servicio que prestamos para hacerlos felices; Hacienda, diputados, senadores, ¿por qué nos quieren cobrar un regalo que nuestros clientes nos dan? Cóbrenle a las empresas, cóbrenle a las pagadoras que evaden tantos impuestos que ni siquiera llegan a nuestro país”.
Exigió que desde 2014 han pedido que no se metan con sus propinas, porque de lo contrario harán paros en el municipio y el estado, porque “Hacienda es injusto al poner más impuestos día a día”.
“En este 2018 nos quieren cobrar 12 millones de pesos por concepto de propinas, cuando eso ya está repartido a los compañeros”, reclamó, situación por la que ya se asesoran con abogados, además de solicitar ayuda a su líder nacional, Carlos Aceves del Olmo.
De por sí, actualmente la propina es capturada por los hoteles, debido al esquema todo incluido, y si antes se obtenían hasta seis mil o siete mil pesos quincenales, y ahora solo se obtiene la mitad, denunció Nicolás Castillo.
El secretario de finanzas de la CTM concluyó su intervención diciendo que el servicio que ellos brindan es lo que ha hecho crecer al destino.
Entre los contingentes podían apreciarse camisetas de trabajadores de hoteles como Occidental Cancún, Hard Rock Hotel, Moon Palace, Club Med, entre otros.
Al evento asistieron diversos dirigentes del sindicato, así como autoridades municipales, entre ellas, la regidora Berenice Sosa Osorio.