Con la conmemoración del Día Nacional de la Epilepsia se hace un llamado a la reflexión, para sensibilizar de alguna manera en la problemática de Salud Pública que afecta a la población durante la infancia y en algunos casos hasta los 60 años de edad, comentó Mildred Ávila Vera, candidata a diputada federal por el III distrito electoral de Quintana Roo.

«Hoy por hoy no está garantizado un servicio médico para la población, aun cuando la salud es un derecho universal constitucional para los mexicanos, que en la práctica no se realiza, porque hay  muchas clínicas que carecen de medicamentos y médicos generales y especializados para dar atención a la población», indicó´.

La abanderada de la coalición “Juntos Haremos Historia” aseguró que como integrante de San Lázaro impulsara reformas al ordenamiento jurídico y normativo en materia de prevención y control de la epilepsia, no sólo para mejorar la calidad de vida de los pacientes y familiares, sino también para plantear mecanismos institucionales que atiendan las necesidades y tratamientos alternativos.

Andrés Manuel López Obrador, en su agenda de gobierno señala que la salud es un derecho universal y por ello deben ser gratuitos los medicamentos y servicios en consultorios, clínicas y hospitales públicos del primer nivel hasta la medicina especializada.

«En el ámbito público no hay especialistas para atender la epilepsia que requieren de neurólogos y psiquiatras aunado a que las personas no reciben los medicamentos necesarios, difíciles de adquirir», explicó.

Tratar la epilepsia en la medicina privada es muy costoso para el grueso de la población, donde al menos una familia puede presentar un caso.