Playa del Carmen.- El emprender una campaña con el PRI como oposición en el estado, en lugar de gobierno como antes, es un gran reto, pero también una oportunidad para mostrar la fuerza de quienes conforman la “Coalición por Quintana Roo”, aseveró Leslie Hendricks Rubio, candidata a diputada federal por el Distrito 1.

En el arranque de su campaña, en el domo deportivo de la colonia Colosio de Playa del Carmen, acompañada de unos 600 seguidores, incluido a su padre, el ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz, la diputada local con licencia aseveró que trabajará “con todo entusiasmo” y con la intención de recorrer todos los municipios que componen el Distrito 1, para difundir sus propuestas, pero también para escuchar las necesidades de la ciudadanía.

“Tenemos un panorama general, pero nada mejor que personalizarlo”, declaró.

Sobre ser oposición, admitió que “es un reto importante, pero daremos la batalla”, pues confía que, con propuestas y trabajo junto a la ciudadanía, ganarán.

Por último, confió en que las instituciones garantizarán una contienda pareja y en que los candidatos den una campaña a la altura de las exigencias de la ciudadanía.