Chetumal.- Una mujer es retenida contra su voluntad en el Hospital General de Playa del Carmen, por carecer de dinero para pagar una atención que recibió.
Con llanto, la mujer (se omitió su nombre) relató que no tiene esposo y nadie que la apoye.
El monto que exige la Sesa es de 60 mil pesos, por servicios no están cubiertos por el programa del Seguro Popular.
La paciente es de Chetumal, e inicialmente fue atendida en el nosocomio de esta ciudad, pero posteriormente fue llevada a hospital general de Playa del Carmen, por falta de médicos especialistas y el periodo vacacional de Semana Santa.