Restos humanos fueron hallados en la cajuela de un vehículo incendiado en el camino a la sascabera conocida como “Hueso Blanco”.
Bomberos que acudieron a apagar el incendio del automóvil, un Volkswagen Polo blanco, descubrieron que su cajuela tenía restos humanos, por lo que contactaron a las autoridades.
La zona fue acordonada, sin que se informe si se trataba de uno o más cadáveres.
El año pasado, tres ejecutados fueron hallados arrojados en este camino en distintas circunstancias.