Kermith Zapata
Cozumel.-El Gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, desconocía la decisión del cabildo de Cozumel, encabezado por Perla Tun Pech, de demoler la glorieta ubicada en la confluencia de las avenidas Andrés Quintana Roo y Pedro Joaquín Coldwell, que permite regular la circulación vehicular, por lo que tomará cartas en el asunto, informó la presidenta del grupo ecologista Cielo, Tierra y Mar (Citymar), Guadalupe Álvarez Chulim, quien sostuvo una reunión con el Jefe del Ejecutivo Estatal el pasado miércoles.
Explicó que en la plática le planteó sobre la necesidad de contar con un Centro de Control Animal, así como los graves problemas de depredación del entorno ecológico, pero al hablarle de fisonomía urbana, manifestó su preocupación por la destrucción de la glorieta, a lo cual Carlos Joaquín González se manifestó sorprendido por esta decisión de un grupo de regidores, por lo que se comprometió a informarse sobre el tema.
Álvarez Chulim, dijo que comentó al gobernador que el retiro de la glorieta incrementará los índices de accidentes en esta importante confluencia, ya que es un paso obligado para dirigirse a cualquiera de los cuatro puntos cardinales de la isla, por lo que es necesario hacer un análisis exhaustivo  del tema y no depender de una decisión de cinco integrantes del cabildo de Cozumel.