ESTE JUEVES, NUEVO DESALOJO DE LOS TRES HOTELES RECIÉN RESTITUIDOS, EN TULUM// Los legítimos propietarios esperan un amparo

0
517

Rafael Martínez en Tulum

 

Luego de que un juez ordenó la restitución de tres hoteles en Tulum a sus legítimos propietarios tras el despojo realizado durante el gobierno de Roberto Borge Angulo a través de un laudo laboral el pasado 9 de octubre , un juzgado de Nuevo León instruyó dar marcha atrás y entregarlos a una empresa llamada Grupo Inmobiliario Nuevo Rey, con un desalojo fechado para este jueves 9 de noviembre.

En una sentencia por juicio ejecutivo mercantil se ordena desalojar a tres hoteles: Viento del Mar (antes Playa Azul), las Cabañas Puerta del Cielo, y el hotel Rosa del Viento (antes Ixchel),  los cuales fueron despojados a través de un laudo laboral para favorecer a Omar Homer Tijerina Herrera, que se presentó como ex trabajador, pero que después se demostró que se trataba de un acto ilegal.

Se explicó que Tijerina Herrera ahora es demandado por un supuesto adeudo en Nuevo León y para ser cubierto se ordena que se entreguen los tres hoteles “de su propiedad”, en beneficio de Juan Carlos Palacios Gómez, de Grupo Inmobiliario Nuevo Rey.

De esta manera, el exhorto judicial señala que este jueves 9 de noviembre tendrán que ser desalojados, de acuerdo a la orden ya inscrita en autos por el juez cuarto de Distrito en Materias Civil y de Trabajo en el Estado de Nuevo León, con Residencia en Monterrey, deducido del juicio ejecutivo mercantil 110/2016-VIII-B.

Estos predios habían sido regresados por la actual administración en un acto de justicia laboral y empresarial que sentaba precedentes a nivel nacional y ahora, de manera sorpresiva, se dio a conocer que estos pasarán a manos de Juan Carlos Palacios Gómez, administrador de Grupo Inmobiliario Nuevo Rey S.A. de C.V. en un movimiento legal del que no se tenía conocimiento.

Al respecto, el gobernador Carlos Joaquín dijo que “es un tema de orden jurídico que habrá que seguir litigando y trabajando, pero que juntos vamos a buscar que sea la justicia la que gane, la que realmente ofrezca esta posibilidad a quienes son realmente los propietarios de estas tierras y que no sean juicios anómalos los que vengan a generar un problema”.

Sin embargo, cabe señalar que no existe registró del grupo inmobiliario bajo el nombre con el que se presenta en el juicio mercantil y tampoco de quien se dice ser su administrador en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio en Nuevo León, ni en Quintana Roo.

De forma extraoficial, se dio a conocer que los posesionarios de los tres hoteles se encuentran en evaluación de interponer amparos contra el próximo desalojo antes del 9 de noviembre.

De no poderlo obtener, será este jueves a las nueve de la mañana cuando inicie el proceso de desalojo, ordenado por Nancy Chale Chan, jueza Mercantil de Primera Instancia de Cancún, quien solicitó a la Policía Ministerial, en el oficio 1417/2017, auxiliar a los actuarios a realizar la diligencia federal solicitada.

El 16 DE ABRIL 2012, un grupo de empresarios originarios de Nuevo León buscaron hacerse de seis kilómetros de la zona costera de Tulum a través de presentar un título falso de propiedad fechado en 1948, el cual fue impedido por el abogado defensor del grupo ejidal “Asociación de Colonos Turísticos Ecológicos Pino Suárez”, para luego ser asesinado en su oficina.

En mayo de 2016, huéspedes y trabajadores del hotel La Vita é Bella fueron desalojados por orden judicial y en presencia de actuarias, y un mes más tarde se realiza el desalojo de 13 hoteles y propiedades en la franja costera de Tulum por parte de elementos de la Policía Estatal y actuarios de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, debido a que los hoteles habían sido embargados por juicios laborales perdidos por los propietarios contra empleados por no haberles pagado.

Los propietarios dijeron desconocer las denuncias, además de no reconocer a los supuestos trabajadores, quienes realizaron las querellas en su contra. En este desalojo participaron la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), las Juntas de Conciliación y Arbitraje, el Registro Público de la Propiedad y el Comercio e incluso de la Notaría 81, con sede en Tulum, además de una elaborada red de actuarios y funcionarios coludidos con el gobierno de Roberto Borge.

Por ello, los gobiernos de Italia, Francia, Portugal y Países Bajos mandan carta diplomática al gobierno de México por el despojo, donde salieron afectados ciudadanos de aquellos países.

En noviembre de ese mismo año, ya como gobernador, Carlos Joaquín, reconoce el uso ilegal de instancias públicas para cometer despojos durante la administración de su antecesor y confirma que se encuentra bajo investigación el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, por despojo de bienes a empresarios, ejidatarios y particulares en los municipios de Cancún y Tulum.

En abril de este año, Catalina Portilla, titular de la STyPS confirmó que se utilizaron documentos oficiales falsificados, como parte de los juicios laborales simulados desde donde se produjeron los juicios de despojos de los hoteles.

El pasado 9 de octubre restituyen tres de los 13 hoteles despojados a sus propietarios originales, luego de desecharse por irregularidades e inconsistencias las demandas laborales generadas por supuestos trabajadores de los hoteles Viento del Mar (antes Playa Azul), las Cabañas Puerta del Cielo, y el hotel Rosa del Viento (antes Ixchel).

Y el 6 de noviembre se da a conocer un revés, realizado por el Juez Cuarto de Distrito en Materias Civil y de Trabajo en el Estado de Nuevo León, con Residencia en Monterrey, deducido del juicio ejecutivo mercantil 110/2016-VIII-B, que señala que los tres hoteles deben de ser entregados al Grupo Inmobiliario Nuevo Rey S.A. de C.V.

Por ello, este jueves a las nueve de la mañana se llevará a cabo el desalojo programado para hacer valido el mandato federal. A contrarreloj trabajan propietarios de los hoteles para revertir la orden a través de un amparo.