Graciela Machuca
Asegura Gobernador Carlos Joaquín que: -No vino a gobernar para sus parientes, ni para sus bolsillos, que está trabajando al tope, que busca la división de poderes en forma real, y que permite e impulsa la verdadera democracia y su interés total por Quintana Roo-
“Ahí esta mi trabajo, solo que muchas veces no se comprende ni entiende, creen que sigo imponiendo candidatos, que no escucho etc. .. eso es totalmente irreal, abro las puertas, escucho y permito que sea así” recalca el mandatario estatal.
Los primeros que deberían entender la política del gobernador Carlos Joaquín serían sus funcionarios, esos que hasta ahora solo han llevado “agua a su molino” y han llegado a servirse y no a servir, a disfrutar de sueldos onerosos en forma inmerecida porque lejos de tener un buen desempeño han mostrado opacidad y nulos resultados, salvo honrosas excepciones.
Personajes obscuros que tejieron la inacción en la gestión de Roberto Borge, son los mismos que traman una red de “lealtades” en contra de Carlos Joaquín, solo cambiaron de nomina, pero quien traiciona una vez traiciona siempre y eso parece no entenderse hasta ahora.
Los retos y circunstancias para el “gobierno del cambio” han sido serios, las expectativas que le dieron el triunfo fueron muy altas y solo parcialmente se han cumplido y el electorado las valorara este 1 de julio en las urnas.
En Quintana Roo estábamos acostumbrados a que los gobiernos de nivel Estatal, a los 100 días hicieran una evaluación de su equipo; se esperaban los cambios inminentes de quien o quienes no habrían dado los resultados esperados, lo que en la presente administración no fue así.
Han pasado 18 meses y al parecer hoy si va en serio que se integraran personajes serios de probada experiencia en el gabinete estatal, se habla de que el Dr. Arturo Contreras Castillo ocuparía el cargo de la Sub secretaria de Acción Política en el gobierno del estado, el Lic. Joaquín González Castro la sub Secretaria de asuntos Jurídicos, el hasta ahora diputado “independiente” Juan Carlos Pereira, ocuparía la Fiscalía General del Estado.
Otros nombres en la suerte de varios cargos están pendientes también, el golpe de timón ya era una aclamación generalizada, las ordenes tácitas  que el gobernador advierte en cada uno de sus discursos no las entendieron varios de sus colaboradores, o no las quisieron entender haciéndose los interesantes e inteligentes y muchos peor los que con chantajes dicen mantenerse por considerarse cuota partidista.
Ya casi se pasa un tercio de la administración, etapa en donde debería sentirse consolidadas las políticas de un gobierno de cambio, y si en cambio se siente ya una “sucesión adelantada”…..