EL DIPUTADO ORTIZ VALLEJO DEMUESTRA QUE EN Q. ROO AÚN EXISTE EL FUERO// Lo detienen por rijoso, y tras amenazar a la policía, sale libre y se burla

0
518

 

 

Chetumal.- El diputado Juan Ortiz Vallejo, expulsado del partido Morena acusado de corrupción, y su escolta, un policía estatal de nombre Roberto Flores Taboada, fueron detenidos en calles de la colonia Adolfo López Mateos por protagonizar un escándalo en la vía pública y denigrar a los agentes de la Policía Municipal.

Todo ocurrió alrededor de las 9:00 de la noche, cuando el servicio de emergencias recibió un reporte donde los vecinos de la calle Heriberto Frías entre Ramón Corona e Ignacio Ramírez observaron a un joven sospechoso que no pertenecía al lugar.

Según la información obtenida, patrulleros de la Policía Municipal atendieron de inmediato la solicitud ciudadana, quienes al llegar observaron a un joven a quien abordaron y le explicaron el motivo de su presencia, siendo que el muchacho accedió a una revisión y se mostró cooperador.

Mientras era entrevistado, el joven realizó una llamadas con su teléfono celular.

Minutos después arribó un sujeto vestido de civil que se identificó como agente de la Policía Estatal Preventiva, y con insultos amenazó a los oficiales municipales, por lo que fue invitado a retirarse y tranquilizarse.

Sin embargo, momentos más tarde también llegó el diputado Juan Ortiz Vallejo con una actitud altanera, grosera y amenazante, expresando a los policías que perderían su trabajo en las próximas horas, ya que es diputado.

Debido a la suma de gritos y amenazas, así como el tremendo escándalo que armaron, el diputado Juan Ortiz Vallejo y su escolta, el policía estatal de nombre Roberto Flores Taboada, fueron detenidos y trasladados a las instalaciones de la Cárcel Pública Municipal, presentándolos ante la autoridad correspondiente.

En el trayecto a las barandillas municipales, Juan Ortiz Vallejo y su escolta, Roberto Flores Taboada, se llenaron la boca de amenazas y burlas hacia los oficiales municipales, asegurándoles que serían despedidos a más tardar el día de mañana, así como que ellos saldrían libres porque tenían el poder.

Efectivamente, al llegar a la Cárcel Pública Municipal y tras realizar varias llamadas desde su teléfono móvil, Juan Ortiz Vallejo y su escolta, Roberto Flores Taboada, quedaron en libertad.

Al salir de las instalaciones, el escolta y policía estatal Roberto Flores Taboada comenzó a burlarse y exclamó: “Te lo dije, cuando hay power, todo se puede”, humillando a los agentes de la Policía Municipal.

Se espera que este jueves sean anunciadas las sanciones que recibirá el agente de la policía estatal que mostró un comportamiento contrario a la disciplina que ha venido implantándose en el interior de la corporación estatal.

Con información de Por Esto