El presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada Barba, se pronunció porque se proceda conforme a la ley en contra el ex funcionario del Ayuntamiento, José Francisco P. C. quien fungía como jefe de Inspectores turno vespertino de la Dirección de Comercio en la Vía Pública, y fue capturado como presunto coordinador financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Y aclaró que el hoy preso en la cárcel de Cancún, apodado “El Chalpa” fue sindicalizado por el Gobierno Municipal desde el año 2005, siendo un trabajador que cumplía con sus funciones, sin dar la más mínima sospecha de las acciones por las que hoy se le acusa.

Sin embargo, el alcalde precisó que desde hace algunos días faltó a sus labores, razón por la cual tuvo que ser dado de baja, de acuerdo a lo que estipula la ley.

Señaló que este trabajador nunca estuvo bajo sospecha, ya que se desempeñaba en sus funciones bajo la supervisión de sus superiores.

Informó que el director de Comercio, Cristhian Solórzano lo enteró de que Pool Cupul fue dado de baja debido a que pasaron los días y no se presentó, y sostuvo que se enteró de su detención cuando se divulgó en los medios de comunicación.

Descartó que la detención de este funcionario de tercer nivel afecte la administración. “No es un parteaguas, sino se va a reforzar el trabajo, ya veníamos haciendo limpias en varias direcciones y en varias áreas del ayuntamiento; en Seguridad Pública hemos venido limpiando la corporación, hemos tenido exámenes de control y confianza, también en Fiscalización, en Comercio en la Vía Pública también lo habíamos hecho con anterioridad”, expuso en entrevista ayer en los bajos del Palacio Municipal.
Manifestó que “nadie está exento de que se involucre el crimen organizado en el sector público-privado, es un tema del cual debemos reforzar todos como sociedad civil y trabajando de la mano”.

Dejó en claro que en su gobierno “no tenemos la capacidad para hacer una investigación, el ayuntamiento no cuenta con un área investigadora, con un área de inteligencia, esa es la realidad; estas personas pueden estar involucradas en una empresa del sector privado como del sector público”.

Por otro lado, fuentes de la policía afirmaron que una de las líneas de investigación se dirige a que “El Chalpa”, desde su cargo disponía de los vendedores ambulantes en la zona hotelera de Cancún, cuya área turística se ha mantenido en constante pugna entre los diversos grupos del crimen organizado que operan en este polo turístico.

Como jefe del departamento de inspectores de Comercio en la Vía Pública pudo disponer a su antojo de colocar a gente ligada al grupo delictivo para el que servía que en este caso el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), de acuerdo a lo señalado por la propia Secretaría de Gobernación.

Hace unas semanas, en la zona hotelera hubo un movimiento de vendedores ambulantes y gente que rentaba mesas, sombrillas y camastros que durante mucho tiempo operó en playa Gaviota Azul y fueron obligados a moverse a playa Delfines.

El pasado 1 de marzo, en plena zona de playas y frente a turistas fue ejecutada una persona, cuyo hecho de mantiene impune como todos los hechos delictivos que se han registrado en lo que lo va del presente año.

José Francisco P. C, (a) “El Chalpa”, se encuentra encarcelado en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún, después de que fuera detenido por la Policía Federal dentro del operativo “Escudo Titán”, al ser ubicado por el gobierno federal como operador financiero del Cártel de Jalisco Nueva Generación, encargado de lavar dinero a través de empresas fantasma.

Se airma que “El Chalpa” abrió en Cancún tres gimnasios, un restaurante bar, dos barberías y dirigía la fundación “Cafu” y se dijo que  ayer el Ministerio Público de la Federación lo turnó ante un juez Federal, por el delito de delincuencia organizada; junto con Higinio R. P.

Ambos sujetos fueron detenidos en los últimos días del mes de febrero, por elementos de la Policía Federal, cuando circulaban en un vehículo por la avenida Nichupté con avenida Industrial.

Fue el mismo secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida, quien dio a conocer la detención de “El Chalpa”, señalándolo como uno de los coordinadores financieros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), y cuya función era crear empresas fantasma, que usaba como centros para el lavado de dinero.

Cuando fue detenido, tramitó un amparo ante el Juzgado Séptimo de Distrito, por incomunicación.