Un interno del Centro de Readaptación Social y un acompañante, al parecer su pareja, fueron acribillados por cuatro sicarios armados que irrumpieron el hospital privado Playamed, cuando el interno se realizaba estudios

Testigos señalan que cuatro personas fuertemente armadas ingresaron al Playamed de Cancún, sometieron al custodio y asesinaron dos personas, el interno, de nombre Alfonso C., y su acompañante, a eso de las 19:47 horas.

Los sujetos se dieron a la fuga en una Suburban blanca. Ya se activó un operativo en toda la ciudad para buscar a este vehículo.

El director del Cereso de Cancún, Jorge Adrián López Valenzuela, arribó a la clínica para tomar parte en las investigaciones. En breve entrevista, indicó que el interno, encarcelado por violar la ley de de armas de fuego, llegó a esta clínica para atenderse de una dolencia en las piernas. Contaba con seguro, por lo que, acompañado de un custodio, era tratado cada mes en el lugar.

Recalcó que los pistoleros pudieron someter al custodio, porque ellos no están armados.

En la clínica hay elementos de la Policía Estatal y Ministerial.

A pregunta si se trataba de un miembro de algún cártel, él dijo que no tenía información de eso, pues no tenía antecedentes previos ni la Procuraduría General de la República lo tenía acusado de algún otro delito, más allá que el de portación de arma de fuego.

Sin embargo, extraoficialmente, se indicó que el ejecutado era líder del Cártel del Golfo, efectivamente procesado por portar armas de uso exclusivo del ejército.