Cancún.-Militares francos y en estado de ebriedad chocaron una camioneta que otro soldado les había prestado.
El hecho ocurrió sobre la avenida López Portillo a la altura de la Región 101, enfrente de Materiales Roca.
Los soldados como estaban francos se encontraban tomando, por lo que el conductor perdió el control de la unidad y chocó contra un poste del alumbrado público.
Los militares se retiraron de la escena y dejaron la camioneta con las puertas y luces encendidas. Minutos después uno de ellos regresó y sacó del vehículo un chaleco y cangureras.
Agentes de la Policía Municipal detuvieron al militar, quien previamente se identificó como miembro de las Fuerzas Armadas.
De acuerdo con la información proporcionada, la camioneta era de otro militar, quien casualmente pasó por la escena ya que en ese momento comenzaban su recorrido de vigilancia.
Según testigos el militar exclamó ”¡Mi camioneta!”. Los elementos de la Sedena implicados serán sancionados de acuerdo con las leyes militares. (SIM)