LPQR

Cancún.- La deuda que arrastran los tres fideicomisos de promoción turística (Cancún. Riviera Maya y sur del estado) desde el gobierno de Roberto Borge Angulo es de aproximadamente 350 millones de pesos, reveló la secretaria estatal de Turismo, Marisol Vanegas.

Cabe mencionar que se trata de un faltante del dinero destinado a los fideicomisos durante el gobierno borgista, proveniente del impuesto al hospedaje del 3 por ciento sobre facturación por huésped.

Por otro lado informó que si bien se espera que este martes el gobernador Carlos Joaquín dé a conocer oficialmente quién estará al frente del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (se sabe que será el actual director del fideicomiso de la Riviera Maya, Darío Flota), conformado por una Junta Directiva y un Consejo Consultivo de Mercadotecnia, no hay fecha para disolver los tres fideicomisos; por lo que seguirán los vigentes los convenios de publicidad y las campañas de mercadotecnia de la Riviera Maya, Cancún y de la Gran Costa Maya.

En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañada de Lezzie Cole y Darío Flota, directores generales de la Oficina de Visitantes y Convenciones de Cancún y del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya, respectivamente, reiteró que una vez que se autorice el nuevo Consejo, su presupuesto anual será aprobado de 402 millones de pesos, y con los adicionales se dispondrán de 490 millones de pesos para la promoción de la entidad.

Al respecto, Darío Flota informó que la sede del nuevo Consejo estará en la ciudad de Playa del Carmen.

En tanto que los contratos multianuales de publicidad, dijo hay cuatro, entre ellos con equipo de futbol Español; por lo que reveló que jurídicos de la Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno del Estado analizan si se renuevan con el nuevo Consejo o pasarán tal y como están, pues desde el primero de enero a la fecha no se han firmado contrato alguno.