La mañana de este miércoles se llevó a cabo la Ceremonia de Destrucción de Armamento que realiza la Secretaría de la Defensa Nacional a través de la X Región Militar, donde se contó con la presencia de autoridades de los tres niveles de gobierno.

Ahí se dijo que el interés es que cada mexicano viva en paz y con tranquilidad, por ello se destruyen las armas que se decomisaron en la Península de Yucatán por medio del programa «Canje de Armas», campaña que se realiza de manera permanente.

La actividad se llevó a cabo en el Campo Militar del 64/° Batallón de Infantería en Cancún. Serán destruidas 477 armas, 3 mil 700 cargadores.

El gobernador Carlos Joaquín dijo que esta destrucción de armas es una muestra del compromiso de las instituciones de seguridad para hacer frente a la hostilidad de la delincuencia y dijo que en esta entidad existe cero tolerancia a la delincuencia.

“A todos aquellos que pretenden terminar con la paz en la entidad y someter a la población, les aclaro que aquí no lo vamos a permitir”, dijo.