LPQR

Gran polémica despertó en Cancún la repentina salida de Uber. Socios de la plataforma expresaron su descontento y su preocupación, pues señalan que nada le asegura que regresará a operar en esta ciudad, mientras que ellos ya sacaron autos a crédito; en tanto que miembros del sector empresarial manifestaron su abierta protesta.

Los socios conductores de la empresa Uber anunciaron una manifestación pacífica ante el desacuerdo de la decisión tomada por la empresa, la cual está programa para mañana a partir de las 10:30 a.m.

Por su parte, el Consejo Coordinador del Caribe lamentó la decisión que tomó la empresa de transportes Uber, y en voz de su presidente, Eloy Peniche Ruíz, lamentó que haya faltado en el Congreso estatal un punto de acuerdo para que la empresa Uber y el Sindicato de Taxistas pudieran trabajar sin ningún inconveniente.

Por su parte, el presidente de la AMAV, Sergio Gónzález Rubiera expresó que “sería desastroso para Quintana Roo que Uber saliera del estado por presiones de los taxistas.

Las agencias de viajes esperan que Uber regrese en enero cuando el periodo extraordinario de sesiones se reanude y se apruebe la ley que les permita operar, ya que pausaron mientras negocian con el Congreso del Estado la Ley de Movilidad.

El líder de la Coparmex, Adrián López afirmó que nueve de cada diez cancunenses prefieren a Uber, la plataforma que decidió retirarse en mal momento, justo en la temporada alta de turismo.

El hecho es que Uber decidió hacer una pausa en sus operaciones, aunque hay quienes aseguran que ésta sería indefinida debido a que los lineamientos de regulación que está planteando el Gobierno del Estado, va más allá de las pretensiones que quiere la plataforma.

Pero además, dicha salida se da en el marco de lo ocurrido en Europa donde la semana pasada el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) determinó que Uber es una empresa de transporte y no una plataforma digital de intermediación entre viajeros, por lo que la obligan a trabajar con licencia, que en el caso de Quintana Roo sería mediante una concesión y ya podría ser operada por conductores particulares.

Únicamente mediante un aviso firmado por Carlos Olivos, director de Comunicación de Uber México, se estableció que dejarán de operar en la ciudad de Cancún, aunque sus oficinas continuarán abiertas.

“No nos estamos yendo de Cancún, sólo está en pausa el servicio”, dijo el director de Comunicación de Uber.