LPQR

La senadora Luz María Beristain dijo que la propuesta del secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, sobre legalizar la marihuana en destinos turísticos como Quintana Roo, debe ser detenidamente estudiada para evitar a toda costa que la medicina genere una enfermedad peor.

“Reconozco las inquietudes y sobre todo preocupa la situación que está viviendo este entidad con un supuesto enfrentamiento entre bandas delictivas que han generado mucha muerte, mucho dolor y una gran pérdida económica para la entidad”, dijo.

Se pronunció porque especialistas en el tema  e incluso gente de lugares en donde ya se ha legalizado la cannabis analicen el tema, expongan los pros y contras para tomar la determinación más adecuada.

Lo que es un hecho, abundó, es que algo se debe hacer ya para detener tanto crimen en ciudades como Cancún y Playa del Carmen, y es tiempo, añadió, de escuchar ideas, propuestas nuevas y la hecha por el titular de Sectur debe ser bienvenida y estudiada.

“Sin duda es interesante el punto de vista del secretario y si en realidad se cree que conviene, por qué no hacerlo y tratar de menguar así tanta violencia en las ciudades turísticas de Quintana Roo y Baja California Sur”, expuso.

Dijo que si hoy se presentara formalmente la propuesta ante la Cámara Alta no levantaría la mano, hasta escuchar bien los estudios y los análisis de especialistas, porque “también es una realidad que en México no tenemos el nivel de educación de los países como Holanda que han logrado dar ese paso”.

Por su parte, el consejero de la Asociación de Hoteles Abelardo Vara, dijo que aceptaría la propuesta del titular de Turismo en México.

“Veo positiva la propuesta,  la inseguridad nos ha pegado en los últimos años y no podemos perder competitividad que tenemos como destinos turísticos”, destacó.

Señaló  que, de darse la legalización y autorización para el manejo y consumo de marihuana en Cancún, se podría establecer un impuesto especial hacia los turistas, tal y como se ha hecho en algunas ciudades de Estados Unidos.

Esto, abundó, serviría para cubrir las intenciones del gobierno estatal para dirigir más recursos hacia el rubro de seguridad y con ello atender el problema que actualmente se tiene en esa materia.

“Hablaríamos incluso de tener un impuesto especial por la condición de legalización, lo cual nos daría recursos para que el gobierno estatal atienda el problema de seguridad que actualmente enfrentamos”, destacó el especialista en turismo.