Catorce armas largas y cortas, además de 23 cargadores y sus respectivos cartuchos útiles, fueron decomisados esta mañana en Cancún, por parte de militares y agentes ministeriales, a dos guardias de seguridad de la empresa Coppel.
El operativo, realizado por la mañana en la Supermanzana 2, dio como resultado que se le encontrara ese arsenal a las dos personas, quienes no pudieron acreditar la posesión.
Todo comenzó cuando los ministeriales circulaban sobre la avenida Tulum y ahí recibieron un reporte vía radio de presunta gente armada a bordo de un vehículo marca Jeep, color negro a la altura de una tienda comercial, donde  se tuvo a la vista, un vehículo con las mismas características  del reporte.
Al acercarse a la unidad estacionada, los agentes se identificaron verbalmente como elementos de la Policía Ministerial e informaron el motivo de su presencia, por lo que los dos tripulantes  de la unidad reportada, se identificaron como Hugo “N” de 33 años y Ángel “N” de 39 años de edad, refirieron que laboran para una empresa de seguridad.
Manifestaron que en el interior  del vehículo en el área de la cajuela, tenía bajo resguardo tres armas largas y once armas cortas, perteneciente a la empresa en la cual laboran, refiriendo que cuentan con los documentos que acredita la portación de dichas armas de fuego.
Con el apoyo de elementos  de la Guarnición Militar, para corroborar que la documentación y las armas de fuego se encontraran en regla, se procedió a solicitar información vía telefónica con la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control De Explosivos,  misma que indicó que la documentación presentada no justifica la legal portación del cargamento ya que no cuenta con los registros de tales armas ni con la licencia colectiva de la empresa.