Kermith Zapata

 

Cozumel.-Aprovechando el puente del Carnaval Cozumel 2018, la presidenta municipal, Perla Tun Pech, corrió a un grupo de trabajadores del ayuntamiento; sin embargo, hasta la tarde del viernes no les habían informado sobre la fecha y el monto de su indemnización, con lo cual ya son más de 120 trabajadores despedidos desde el inicio de la administración panista, de los cuales ninguno ha podido cobrar un peso, ya que argumentan ante las autoridades laborales que el ayuntamiento no cuenta con recursos para estos pagos.

Ante esta situación, una decena de desempleados del ayuntamiento, solicitó el apoyo del regidor Marco Antonio Loeza Méndez, quien cuestionó a la tesorera Noemí Tun Celis, el porqué no se les había indemnizado, cuando en sesión de cabildo realizada durante la noche del jueves informó que Cozumel contaba con finanzas sanas, ya que se rebasó la expectativa de captación de recursos económicos por concepto de impuesto predial, recolección de basura, permisos y licencias, pero la funcionaria explicó que las negociaciones de pago se realizan con la Dirección de Recursos Humanos.

El representante popular explicó que no es posible que se presenten más despidos en la administración municipal, por lo que consideró que se trata de revanchismo político de Perla Tun Pech, ya que la mayoría de los despedidos en días pasados, de los cuales no se ha informado el número exacto, eran trabajadores de la administración pasada, pero que ante la cercanía del proceso electoral, era necesario deshacerse de ellos y contratar a personas afines a la panista, aunque sea por unos meses, pero con la condición que la apoyen con su voto en su intento de reelección.