Kermith Zapata

 

Cozumel.-Mientras la ola de robos y asaltos continúan con una tendencia al alza y aún no se firma el acuerdo para la operación del Puesto de Mando y la llegada de la Policía Estatal a la “Isla de las Golondrinas”, la presidenta municipal ,Perla Tun Pech tiene a cinco policías vestidos de civil cuidando su restaurante “La Perlita”, quienes también son utilizados para cargar las bolsas del mandado para la preparación de los alimentos que se expenden en el local, ubicado en la colonia “Emiliano Zapata”.

Los elementos de la Dirección de Seguridad ¨Pública, cuatro hombres y una mujer, permanecen todo el día en el interior del establecimiento y no son enviados a patrullar las calles para garantizar la seguridad de los cozumeleños y turistas, por lo que son ocupados para actividades domésticas, tal como sucedió el domingo cuando les ordenaron que bajaran las frutas, verduras e insumos diversos de una camioneta que arribó al establecimiento, con lo cual la alcaldesa utiliza a los pocos elementos de la corporación para su beneficio personal, mientras la ciudadanía enfrenta robos y asaltos a cualquier hora del día.

La actual administración municipal inició con alrededor de 480 elementos policíacos; sin embargo, desde los primeros días de su mandato, la alcaldesa ordenó el despido de decenas de mandos medios y de tropa, de tal manera que la corporación se ha visto mermado hasta llegar a un promedio de 200 personas, pero quitando el personal administrativo, solo un promedio de 80 elementos se encargan de la vigilancia y la vialidad de Cozumel en cada turno, ya que a la fecha, a ningún cozumeleño le interesa ingresar a la Dirección de Seguridad Pública, por los excesivos requisitos que exigen, por lo que deciden trabajar en el sector turístico.