LPQR y Kermith Zapata

De positiva calificaron los empresarios turísticos de Cozumel y Cancún la decisión del gobierno de Estados Unidos de eliminar al Caribe Mexicano de la lista de destinos peligrosos para sus turistas.

El representante del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya y Cozumel, Pablo Aguilar Torres, dijo que ahora se necesita no dormirse en materia de seguridad, ya que es un punto que verifican los viajeros de esa nación para salir de vacaciones.

Precisó que la alerta emitida por el vecino país del norte generó una mala imagen de la “Isla de las Golondrinas”, pero un impacto económico, ya que se mantuvo el porcentaje promedio de ocupación hotelera en un 80 por ciento y se rebasó el número de llegadas de cruceros, con relación al 2016, por lo tanto, las autoridades deben continuar con la promoción de Cozumel y el primer punto es garantizando la seguridad.

Aguilar torres comentó que el sector empresarial realizó la campaña de promoción “Hablando bien de Cozumel” y no haciendo referencia al “warning”, lo cual resultó benéfico, ya que la isla salió de la lista en poco tiempo al realizar la actualización de los sitios peligrosos por parte del gobierno de Estados Unidos.

Por su parte, la gerente de relaciones públicas de Alltournative, Nat Leno, comentó que 2017 fue un año difícil por la alerta de viaje emitida por el gobierno de Estados Unidos hacia Quintana Roo, pero las empresas tuvieron que trabajar hacia adentro mejorando sus servicios, ampliando sus ofertas y reforzando sus actividades para mantener sus ingresos por medio de visitas.

En el caso específico de Alltournative, comentó que salieron adelante, principalmente por su nuevo parque de Puerto Morelos en la parte del mar, invirtieron en instalaciones y en sus atractivos, ampliaron sus experiencias, renovaron todo su transporte para dar más comodidad a los visitantes, lanzaron el tour de Chichén Itzá y Cenote Maya.

Indicó que, para este año, ya con el retiro de la alerta, se prevén mejores expectativas y la firma continúa con sus proyectos, en este caso con Jungle Night, con tirolesas, cenote, motos y temazcal, pero en la noche y bajo la selva.

Agregó que en febrero reinaugurarán snorkel con nuevas instalaciones, mejorando el club de playa, manteniendo siempre el cuidado del arrecife.

Informó que para junio en Pacchén tendrán un campamento para niños en alianza con una empresa mexicana experta en campamentos.