Rafael Martínez Cristo

 

Con el arribo de Roberto Borge a México e inicio de su proceso penal, las secuelas políticas en este año electoral no se harán esperar, y como pinos de boliche irán cayendo aquellos de casta borgista, empezando por el nuevo rico, Raymundo King de la Rosa, a quien le faltaron manos para recibir todas las “caricias” del ex gobernador, mismo al que en plena desgracia pretende negar…cual Pedro.

Gente como Raymundo King le apuestan hoy a la desmemoria de los quintanarroenses y muy orondos piden que Borge Angulo sea sancionado “conforme a la ley”, cuando lo cierto es que son cómplices de varios de los excesos.

Ni hablar, si el Revolucionario Institucional insiste en postular como candidatos a gente como Raymundo King o Paul Carrillo, en julio estará lamentando la peor derrota de su historia en la entidad, pasando a un cuarto o hasta quinto lugar.

Al tiempo