LPQR

Por la actual temporada de “spring break” y  la cercanía de las vacaciones de Semana Santa, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en la zona norte, reforzará en Cancún sus operativos de prevención en bares para evitar que se venda alcohol a menores de edad y haya bebidas adulteradas.

Esta acción refuerza a los operativos permanentes que se llevan a cabo por parte de la Cofepris, a fin de prevenir y detectar casos donde los encargados de los bares venden bebidas embriagantes a los menores de edad.

Javier Toledo Alvarado, encargado de la Cofepris en la zona norte, expresó que se ha incrementado la vigilancia ante el arribo masivo de jóvenes estudiantes de Estados Unidos y debido a que ya que se acerca la Semana Santa, que es cuando se hacen más visitas a los bares, dado que aumenta el número de clientes.

El año pasado, de acuerdo con datos de Fiscalización del Ayuntamiento de Benito Juárez, unos 90 mil menores de edad fueron detectados tratando de ingresar a bares, sitios donde por edad no les está permitido entrar.

De igual forma hubo clausuras a bares, en Puerto Cancún y Plaza de Toros, porque se encontraron a adolescentes consumiendo alcohol.

Hace apenas unos meses, la Secretaría de Turismo (Sectur) y la Cofepris firmaron un convenio para garantizar la verificación sanitaria permanente en Quintana Roo.

El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, y el comisionado federal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Julio Sánchez y Tépoz, signaron el documento teniendo como testigos a la secretaria de Turismo de Quintana Roo, Marisol Vanegas y la representante de la Secretaría de Salud.

Y es que a mediados del año pasado, Estados Unidos emitió una alerta a sus ciudadanos que visitan el Caribe Mexicano para que extremaran cuidados al consumir bebidas, luego de que una joven llamada Abby Conner, falleciera en un resort de la Riviera Maya, supuestamente luego de consumir “shots” de tequila adulterado, lo que le provocó un desmayo dentro de la alberca del hotel y posteriormente su deceso.

Durante la firma del acuerdo Sectur-Cofepris en Quintana Roo, Sánchez y Tépoz aseveró que  esta dependencia había asegurado en lo que va del sexenio en el país 5.3 millones de bebidas alcohólicas, y de este total el  cinco por ciento (250 mil) se relaciona con alcohol adulterado.

Se informó que Sesa y Cofepris, realizaron en el Caribe Mexicano un operativo especial conjunto que incluyó 31 visitas de verificación a establecimientos de Playa del Carmen (14) y Cancún (17), que derivaron en la suspensión de actividades de dos comercios, y el aseguramiento de 344 litros de bebidas alcohólicas, por encontrarse en condiciones sanitarias inadecuadas, que es muy diferente a estar adulterado.

Durante estos días, se espera el arribo al Caribe Mexicano de 45 mil estudiantes estadounidenses que acostumbran la diversión en discotecas, bares y centros nocturnos, consumiendo grandes cantidades de bebidas embriagantes.