Rafael Martínez en Cancún

 

Por segunda vez en el año, el antiguo basurero municipal de Benito Juárez es incendiado, lo que generó una inmensa estela de humo tóxico sobre la ciudad, afectando a miles de personas, especialmente en la periferia de Cancún.

Bomberos y personal de Protección Civil se trasladaron al lugar a combatir las llamas con pipas, carros con escala telescópica y más equipo, y hasta el momento continúa el fuego en la zona.

En los esfuerzos por controlar el siniestro, los cuerpos de emergencia efectuaron una línea cortafuegos, para evitar la propagación de este incendio que amenaza a las viviendas cercanas al lugar.

Los primeros informes señalan que fueron unos chatarreros quienes quemaron unas llantas, para después recuperar el metal interior, pero las llamas se salieron de control.

En enero se incendió este mismo basurero, lo que quemó una hectárea de terrenos; en tanto, el mes pasado se quemó un basurero clandestino en la Región 209, e incluso en Chetumal, en donde tardaron días en controlar el siniestro.