Chetumal.- Los bares y restaurantes de esta ciudad acatarán la reducción de horario a las 3 de la mañana impuesta por el Ayuntamiento de Othón P. Blanco, pero pedirán reuniones semanales para verificar si efectivamente incide en los índices delictivos, además de pedir cero tolerancia en la ingesta de alcoholes en la vía pública e instalación de alcoholímetro en la entrada a la ciudad desde la Zona Libre.

Joaquín Noh Mayo, dirigente de la Asociación de Bares, Restaurantes y Similares de Chetumal, declaró que aceptan esta medida, pues existe disposición para ayudar a fortalecer la seguridad pública, pese a que ello generará pérdidas.

Sin embargo, solicitarán reuniones semanales para ver si efectivamente funciona, además de exigir una aplicación pareja de esta regla, que implica limitar los horarios de venta de alcoholes en supermercados y tiendas de conveniencia, además de prohibir tajantemente su consumo en la vía pública.

“Si funciona, adelante; si no, tendremos entrevistas con funcionarios para lograr acuerdos que beneficien a ambas partes”, indicó el representante restaurantero.

Como la prohibición hará que muchos clientes opten por trasladarse a la Zona Libre de Belice, se corre el riesgo de que incrementen los accidentes automovilísticos. Por este motivo, también solicitarán la instalación permanente del alcoholímetro en esta entrada de la ciudad, en especial los fines de semana.

“No estamos conformes, pero lo hacemos, para que vean que estamos en disposición”, declaró Noh Mayo. “No defendemos la venta de alcohol, defendemos una economía de la capital”.

Los 600 negocios, restaurantes, bares, centros nocturnos, antros y cantinas son una fuente de empleo para cerca de 3 mil 600 personas, estimó.