Cancún.- El Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún se encuentra acéfalo, luego que su director abandonó el cargo y el siguiente en la cadena de mando se negó a asumir el control del penal, siendo que el Gobierno del Estado evade su responsabilidad al tener el mando de este penal.

Jorge Adrián López Valenzuela presentó el viernes en la mañana su renuncia como director del Cereso, apenas cuatro meses después de ser nombrado en el cargo, pero el director de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Rodolfo del Ángel Campos, se la rechazó.

No obstante, el sábado por la noche, se despidió de su personal y vació su oficina, aunque sin avisarle a sus superiores.

Fue esta mañana que los custodios informaron de lo sucedido.

Al estar la subdirección vacante, por cadena de mando, el control del penal cae en el director jurídico, pero presuntamente no ha aceptado esta responsabilidad.

Ante tal situación, la Policía Estatal reforzó la seguridad en la cárcel, en espera que mañana se nombre a un nuevo alcaide.

López Valenzuela fue nombrado director de este penal en diciembre, proveniente de Sinaloa.