AGENCIA SIM

Playa del Carmen.- Durante lo que fueron las últimas dos sesiones de Cabildo de la actual administración de Cristina Torres Gómez como presidenta municipal, se presentó el proyecto de rescisión de concesión de Aguakan, además de darse dos renuncias en el gabinete.

Las sesiones, que estuvieron marcadas por la presencia de varios manifestantes en el público, incluyeron una serie de puntos, como el concesionar el Mercado de la 10, a punto de ser renovado, a diversos locatarios, y el cambio de uso de suelo para el Mayakobá Country Club.

Sobre la concesión, el síndico, Juan Carlos Beristain, rogó que no se transforme este mercado en una plaza comercial, pues esas existen en todo el mundo, a lo que la presidenta municipal aseguró que se mantendrá “el sabor local” y que se trataba de darles certeza a los locatarios de que no serían expulsados del lugar por discreción del ayuntamiento.

Cabe destacar que, en la sesión anterior, en la que Cristina Torres y varios regidores pidieron licencias, varios miembros del público sostuvieron cartulinas con la leyenda “Cristina no cumplió” por la situación de Aguakan. Ahora al parecer se encargó de manipular la sesión con acarreados que portaban cartulinas que decían “Cristina sí cumple” y “Gracias Cristina”. Posteriormente, se le preguntó a la aún presidenta si estas lideresas serán parte de su equipo electoral, cosa que negó.

También estuvo presente el activista de Puerto Aventuras, Orlando Cox, con otra persona, levantando una manta exigiendo un acceso libre al mar en esa comunidad; además de cinco vecinos de la colonia Colosio, que aseguraron que la presidenta no cumplió con la regularización de esa zona, por ser Torres Gómez ex empleada de la Desarrolladora de la Riviera Maya.

En la segunda sesión, la presidenta municipal presentó el proyecto para rescindir la concesión de Aguakan, la que será presentada ante la autoridad administrativa, con la explicación que desde antes de iniciar su gestión, se decidió que este proceso tendría que realizarse con causa justificada, para evitar pagar daños, por lo que se hicieron mesas de trabajo y una consulta pública.

También se presentaron las renuncias de Daniel Romero Gómez como director de Ingresos; y de Ismael Sauceda como director del DIF. En sus lugares quedaron William Guerra Alpuche e Irma Anderson Gasca, respectivamente.

Por último, también se autorizó una exención de pago del Impuesto Sobre Adquisición de Bienes Inmuebles (ISABI) para los 300 policías que recibieron predios en Cristo Rey, para que los escrituren.